10 de noviembre de 2009

Nuevo logo del grupo Llebeig



Se acerca el aniversario del
grupo Llebeig de anillamiento (quince años ya) y qué mejor forma de celebrarlo que darle un nuevo aspecto actualizando el logo que nos representa.
Os presento aquí, en exclusiva, al, recién sacado del horno, nuevo símbolo. Pero antes, vais a tener que leer el proceso de creación (pues estoy contento de ser el padre de la criaturilla y me hace ilusión contarlo) o hacer trampas y bajar hasta el final de la entrada.
Todo empezó en el viaje que hicimos a Suiza en el mes de septiembre. Alguien, creo que Mónica, sugirió que había que modernizarse un poco y cambiar, o modernizar al menos, el símbolo del grupo, darle un aire más actual.


En seguida, nos pusimos a hablar y a discutir sobre cómo debería ser y qué debería aparecer en él. Lo primero que decidimos fue la forma que tendría, dado que algún miembro del grupo se negaba tajantemente a un símbolo con forma circular ("eso es de grupo ecologista de los años ochenta", fue su argumento). Así que desde el principio trabajamos con la idea de un logo cuadrado.
Lo que aparecería escrito era bastante obvio, así que tampoco hubo que discutir nada ("Grup d'anellament Llebeig", "Grup Llebeig d'anellament" o cualquier otra convinación similar), pero no sería tan fácil decidir qué ave nos representaría.
Decidimos que fuera algún paseriforme, pues pocas especies anillamos que no pertenezcan a este grupo. Tras discutirlo un rato, apuntamos hacia las especies forestales, son de las que más anillamos y las que más nos gustaban a todos. Una vez metidos en este grupo acabamos bastante rápido dudando entre poner un trepador (Sitta europaea) o un agateador (Certhia sp.). Si os soy sincero, no recuerdo qué e slo que nos hizo decantarnos por él, pero desde ese momento, el trepador, es el ave que mejor nos representa.
Conceptualmente ya estaba casi todo hecho, ahora tocaba pasar a la acción.
Nada más llegar a casa desde Suiza me puse a mirar cómo hacerlo. La forma que habíamos pensado darle a la imagen era el trepador sujeto en el tronco de un árbol. Un árbol que estaría formado por las letras de Llebeig y adornado por unas ramas en las que aparecería "Grup" y "d'anellament". Algo así:


Así que busqué una fuente que me gustara, algunas fotos de trepadores y me puse a la faena. La primera propuesta de logo que tuve fue esta:


Fue bien acogida, aunque, como primera propuesta tenía sus errores y hubo que corregir cosas. Toni me hizo notar que, mi intento por evitar dibujar los pies del ave me había llevado a crear una especie de trepador con zuecos. Además, las letras no parecían terminar de gustar.
Así que una vez me metí frente a frente con el trepador y. con la ayuda de unas cuantas fotos, ésta fue la que más me ayudó:


y peleándome un poco con el Gimp (programa de software libre que utilicé para hacerlo) conseguí pasar de este trepador:


A este otro (que se convirtió en el definitivo, pero eso ya se verá más adelante):


y, metiéndolo otra vez en el "árbol Llebeig" a este logo:


el cuál propuse de dos formas, la que habéis visto y ésta otra, con unas ramitas para darle vidilla:


Algo seguía sin encajar. El logo en general gustaba pero a nadie le terminaban de encajar las letras. Como eran lo más molesto de cambiar no sabía muy bien lo que hacer. Hice alguna prueba más, pero ni siquiera a mí me gustaban demasiado (creo que ni se las enseñé a los demás):



Así, que después de mirar y remirar las cosas decidí cambiar por completo la idea del logo. Propuse un modelo en el que el nombre del grupo apareciese arriba y debajo estuviese un tronco (normal y corriente) en el que posase el trepador.


Este modelo me permitía cambiar las letras con mucha más facilidad y sería más sencillo ponerse de acuerdo. Aunque no terminaba de gustarme la idea de abandonar el otro modelo, éste, acabó encantándome.



De nuevo llegaron los problemas (tranquilos que no acercamos al final) con este logo. Gustó mucho la idea, pero había un pequeño fallo. Tal y como había hecho el tronco parecía que nos encontráramos frente a un terrorífico trepador gigante en busca de alimento o un trepador de tamaño corriente subido en un bonsai. Tras pensarlo un poco se me ocurrió una forma de subsanar este efecto bonsai:


Con las hojas quedaba claro que el trepador estaba en el ápice terminal de un árbol y todo volvía a ser del tamaño corriente. Pero ni a los demás ni a mí mismo nos convencía esto. Añadir las hojas le habían robado protagonismo al pobre Sitta y, a mí, aún con las hojas, me seguía recordando a un bonsai. Toni dio con la clave. Me propuso intentar colocar al trepador en una rama inclinada, no una vertical como había hecho hasta entonces. Fue justo lo que hacía falta. Ya teníamos la forma del logo.

Sólo faltaba una cosa (así que no os impacientéis que ya está), el color . Hasta este momento había trabajado, primero con un fondo blanco y después con un color verde pistacho que me gustó como quedaba en una de las pruebas de color que hice. Toni propuso que probara a poner dos colores como fondo, uno para la mitad superior de la rama y otro para la inferior. Lo probé pero en seguida lo descartamos. No terminaba de convencer:



Pero la aparición de esos nuevos colores sugirió el cambio. Unas cuantas pruebas de color más
¡Y ya tenemos logo!


Aunque me imagino que acabaremos usando todos los colores según la situación. Al tener el color de fondo que tiene este blog mío, no se ve, pero los logos tienen un reborde negro que los rodea.

Espero que os guste a todos


2 comentarios:

franois dijo...

jeje, Álex, me has tenido en vilo hasta el final :)
Buen trabajo ;)

Brookei dijo...

Que currado!!!! Me gusta tu "criaturilla" jejeje.

Un saludo